Botox

La toxina botulínica es un POTENTE REJUVENECEDOR, que administrado en pequeñas dosis, relaja el músculo, bloqueando los impulsos nerviosos que provocan las contracciones musculares y en definitiva, neutraliza las arrugas que se forman en la piel.