Tratamiento No Quirúrgico Botox

La toxina botulínica es un POTENTE REJUVENECEDOR, que administrado en pequeñas dosis, relaja el músculo, bloqueando los impulsos nerviosos que provocan las contracciones musculares y en definitiva, neutraliza las arrugas que se forman en la piel.

Hoy en día es uno de los tratamientos mas utilizados A NIVEL MUNDIAL para conseguir la mejoría temporal de las arrugas, de forma fácil y segura, además se puede decir que es uno de los mejores tratamientos estéticos para prevenir la formación de futuras arrugas.

¿Cómo se utiliza?

En una sola sesión de veinte minutos se inyecta el botox en la zona deseada (arrugas de la frente, patas de gallo y entrecejo), no hay necesidad de anestesia ni hospitalización, y en unos pocos días ya se comienza a apreciar su efecto.

Los músculos se relajan ya que las terminaciones nerviosas quedan dormidas, recuperándose aproximadamente en 6 meses. También sirve como tratamiento preventivo y se puede utilizar a partir de los 30 años para evitar que las primeras arrugas lleguen a emerger.

Cirugía plástica de máximos beneficios, con resultados naturales

Agende su consulta hoy y reciba tratamiento personalizado