Lifting

La altura y forma de las cejas pueden corregirse a partir de diferentes técnicas, permanentes como las quirúrgicas (lifting) o transitorias como la toxina botulínica. Ambos procedimientos logran rejuvenecer el rostro con armonía y delicadeza. El objetivo es elevar el tercio superior del rostro, corrigiendo el descenso de las cejas, las arrugas externas de los ojos y las arrugas de la frente.